Mágicas Ruinas
crónicas del siglo pasado

 

Fotos

Pablo VI

"Cuando el Papa reclamó "una Iglesia pobre", rompía un vínculo que a menudo unió a la jerarquía latinoamericana con los sectores sociales privilegiados; al exigir la unidad y la disciplina, buscaba una Iglesia fuerte, capaz de suscitar desinteresada y justicieramente la promoción pacífica que sólo ella parecía capaz de garantizar en el continente. Al ordenar una revigorización de la filosofía tradicional, ajena por igual al marxismo y al capitalismo, intentaba evitar que la Iglesia sirviera intereses europeos y, por beneficiar al hombre, descuidara a Dios. De todos modos, Pablo VI insistió siempre en la misión de servicio de la Iglesia, y en la prioridad que debía dar al desenvolvimiento integral de todos los seres humanos sin excepción. Nunca se repitió tanto como durante el Congreso Eucarístico de Bogotá el lema papal de que "el desarrollo es el nuevo nombre de la paz".
Revista Siete Días Ilustrados
02.09.1968

Fragmento de caricatura revista Caras y Caretas

 

siguiente
en la sección