Mágicas Ruinas
crónicas del siglo pasado

 

Tapas de revista
Siete Días Ilustrados

Revista Siete Días Ilustrados
30.09.1974

carta
"Cada número de la revista es una galería de personajes notables, casi siempre vinculados con la más estricta actualidad. Pero lo más importante es que esos personajes están perfilados con gran maestría (dando la impresión de que fuera uno, el lector, quien habla con ellos) y retratados con el incomparable estilo de Siete Días". Es éste un párrafo de una larguísima carta que recibí la semana pasada, una de las tantas que no se derivan a la sección Correo porque constituyen un puro elogio, no contienen críticas ni información de interés público. Pero, aun así, valía la pena rescatar ese fragmento porque su remitente, un salteño que guarda la colección y se ha confeccionado su propio índice temático, acierta en uno de los puntos que nos merecen más atención. En la medida de lo posible, Siete Días procura ser una interlocutora hábil de los protagonistas más representativos de nuestra época, aquellos que más inciden en la opinión de sus contemporáneos. El conjunto de entrevistas especiales acumuladas en este número puede servir de muestra, inclusive en lo referente a la enorme diversidad de materias que habitualmente se tratan. El hecho de que una edición de Siete Días no pueda elaborarse sin que deban recogerse más de un centenar de testimonios, demuestra inequívocamente que la revista se nutre de todas las corrientes del pensamiento y es un abigarrado caleidoscopio de tipos humanos, objetivo al que apuntamos con especial esmero. Como también lo demuestra esta edición, a poco que se le dé un vistazo, nuestro periodismo no alienta prejuicios ni acepta la censura previa.
EL DIRECTOR

Tapas de Revistas

 

siguiente en la sección