Mágicas Ruinas
crónicas del siglo pasado

 

OTRAS IMAGENES DEL SITIO

Gente y la actualidad 08-67 Marilina Ross
RockSuperStar Abril 1978
CantaRock 1987 - Spinetta
Siete Días Ilustrados Abril 1970
Todo es Historia - La nueva ola
Redacción febrero 1974 - Tapa Perón
Panorama noviembre 1968
Panorama abril 1971 - Tapa Frondizi
Panorama abril 1970 - Oposición
Panorama febrero 1971 - Tapa de Caloi
Panorama septiembre 1968 - Checoslovaquia


Año IV Buenos Airea, 16 al 22 de noviembre de 1965 Nº 158
CARTA AL LECTOR
Nadie lo había intentado basta ahora: en las grandes revistas europeas y americanas, las conversaciones con los pilotos de la NASA, antes de algún vuelo, o los informes sobre las conferencias de prensa de los cosmonautas soviéticos, al desembarcar de un Vostok o de un Voskhod, se habían vuelto moneda corriente. Primera Plana resolvió unir esos dos caminos: envió a Ramiro de Casasbellas hacia Cabo Kennedy y Houston, en los Estados Unidos, una semana antes del plazo fijado para la operación Gemini 5, finalmente diferida. Casasbellas era uno de los 850 periodistas acreditados por la NASA, pero el único latinoamericano. Al mismo tiempo, otro enviado de esta revista, Tomás Eloy Martínez (foto, centro), llegaba, por primera vez, hasta las puertas de la Ciudad de las Estrellas, donde viven los pilotos de la URSS. Grabó nueve horas de conversación con ellos, sus mujeres, sus madres y sus hijos. En un par de casos, sus entrevistas fueron filmadas por la televisión soviética: era la primera vez que un periodista extranjero llegaba hasta la intimidad de los cosmonautas. Los dos testimonios, con los que Primera Plana cree corresponder al alto nivel de sus lectores latinoamericanos, se despliegan entre las páginas 39 y 55. Juntos, resumen la única tentativa de la prensa mundial por informar simultáneamente sobre los entreteIones humanos de la carrera del espacio.
Pero allí no se detiene la vocación de esta revista por proporcionar informaciones de primera mano: uno de sus redactores —Ovidio Lagos Rueda— trajo, desde Laguna del Desierto, los relatos sobre el pleito que encendió las relaciones entre la Argentina y Chile; otro, indagó entre los embajadores ante la UN, en la propia Nueva York, las posibilidades que tiene China Roja para ingresar en ese cuerpo; un tercero —Carlos Hirsch— asistió, en Lima, a la conferencia de Comandantes en Jefe de los Ejércitos americanos. La presente edición, por lo demás, se enriquece con una inusual primicia: el anticipo del primer capítulo de Loa Judíos, la novela de Roger Peyrefitte, a la que el mismo designó como "un gran alegato contra el antisemitismo porque ella demuestra los antecedentes judíos de casi todos los hombres importantes de esta época".
Esa baraúnda de hechos coincide con la entrada de Primera Plana en su cuarto año. Hasta el martes próximo. EL DIRECTOR

 

siguiente en la sección