Mágicas Ruinas
crónicas del siglo pasado

 


Amadeo Carrizo ¿Renace el fútbol argentino?

Revista Primera Plana
Tapa Amadeo Carrizo ¿Renace el fútbol argentino?

CARTA AL LECTOR
PUNTOS DE VISTA Desde su aparición, el trabajo de PRIMERA PLANA ha girado sobre la idea de que al lector moderno, especialmente en las capas más esclarecidas de la sociedad, en modo alguno le basta la mera información, el simple amontonamiento de datos y hechos. En rigor, la sola acumulación de hechos aislados, a la manera de un 'Inventario de lo Que Pasó', serviría más para desconcertar al lector, apabullarlo y disimularle la verdadera realidad.
Antiguamente se creía que el periodismo cumplía con su misión si se limitaba a informar qué pasó, cuándo, cómo, dónde y quién lo hizo. Nosotros hemos insistido en la idea de que, a esas cinco preguntas básicas, es ahora necesario agregar otras dos: por qué sucedió lo que sucedió, y para qué sirve. A estas dos preguntas no es posible, ya, responder de una manera aislada, tomando los hechos uno por uno; para contestarlas hay que vincular un suceso con otro, armar un esquema coherente de la realidad y, en fin, explicar, llegar al trasfondo, que es lo que procuramos hacer en todas nuestras secciones.
Esta actitud informativa es válida tanto en deportes como en economía, en sucesos de actualidad o en información cultural. Pero en la información política hemos tratado de agregar algo más: opiniones autorizadas, no para convencer al lector o catequizarlo —esta revista no tiene editoriales—, sino para permitirle comparar sus propias ideas con las ideas y los puntos de vista de personas sensatas, lúcidas e interesantes.
Así, durante la última campaña preelectoral, el periodista Mariano Montemayor, que tenía posición
tomada en la contienda política, dispuso en PRIMERA PLANA de una columna que semana a semana se enfrentaba regularmente con otra, firmada por Emilio J. Hardoy.
A partir de esta semana buscamos nuevamente ofrecer a los lectores dos opiniones sólidas e inteligentes sobre la actualidad nacional. Pero no hemos buscado esta vez el enfrentamiento ideológico entre los columnistas, sino algo tal vez un poco más profundo: una básica diversidad en cuanto al punto de vista, en cuanto a la actitud humana, vivencial, de cada observador ante los hechos.
No sabemos si el doctor Mariano Grondona —31 años, ex comentarista político del matutino "La Nación" y ex subsecretario del Interior, actual profesor de la Escuela Superior de Guerra y de la Facultad de Derecho de Buenos Aires— coincide o discrepa, en todo o en parte, con la posición ideológica del brillante humorista Juan Carlos Colombres (Landrú); sí sabemos que ambos ofrecerán, cada uno desde su punto de vista, una honesta y penetrante visión de la misma realidad que a todos nos afecta; uno, con seriedad y rigor casi científicos (el doctor Grondona es experto en ciencias políticas), además de una agudísima capacidad de observación periodística; el otro, con la espontaneidad, la sutileza y la potencia intuitiva con que la Naturaleza parece haber dotado sólo a los humoristas.
Desde hoy, los análisis políticos de Mariano Grondona ocuparán la página 5, y el lápiz de Landrú tendrá su propio coto de caza en la página 11.
Hasta el próximo martes.
EL DIRECTOR.
JACOBO TIMERMAN
Nº 84
16/06/1964

 

 

Búsqueda personalizada

siguiente en la sección